Flowers

5 claves para que el aire acondicionado no dispare tu factura de la luz

aire acondicionado y factura de la luz

El verano ya está aquí y para evitar que encender el aire suponga un problema para el bolsillo y se te dispare la factura de la luz, los expertos de Gesternova, nos dan las claves para un uso responsable del aire acondicionado y así sacarle el máximo partido posible:

1. Climatización Renovable:

aerotermia y factura de la luz
aerotermia

El concepto climatización renovable consiste en la instalación de un sistema que utiliza energía limpia, de origen 100% renovable garantizada, como puede ser la aerotermia. Nuestros sistemas de climatización se basan en esta tecnología (bomba de calor aire-agua) cuyas características la hacen imbatible respecto a otras. Las bombas de calor, siempre que haya suelo radiante o fancoils, producen tanto calor como frío, unificando en un mismo sistema las dos necesidades. El consumo de energía es muy reducido en comparación con su rendimiento obteniendo unos ahorros que amortizan la inversión realizada.

2. Aislamiento de la vivienda:

mejorar la factura de la luz

Igual que ocurre en invierno con la calefacción, pasa en verano con el aire acondicionado. Para que resulte eficiente es importante que, además de refrigerar la casa, mantengamos la temperatura. Aislar ventanas y puertas supondrá un importante ahorro. En verano, con tantas horas de sol la casa tiende a calentarse antes. Para ahorrar energía y mantener la temperatura deseada se pueden instalar toldos que eviten que los rayos incidan directamente en el hogar.

3. Conseguir una temperatura correcta:

Para ahorrar en la factura de la luz en verano, es necesario recordar que por cada grado que bajamos, el aire acondicionado consume un 6-8% más de energía. La temperatura recomendada para el hogar en verano oscila entre los 23-25ºC, y es necesario que la diferencia entre la temperatura interior y la exterior nunca supere los 12 grados, por el impacto térmico que puede ocasionar pasar de un ambiente a otro.

4. Establecer un horario para encender el aire:

Si el aire funciona por el día la casa ya se ha refrigerado lo suficiente. Evita encenderlo por la noche, cuando la temperatura baja, o configúralo para que se apague cuando tú ya estés durmiendo. Procura ventilar la casa durante las horas más frescas, como a primera hora de la mañana y así evitarás que entre el calor.

5. Establece un correcto mantenimiento:

Como muchos otros electrodomésticos, el aire acondicionado consume más energía cuando se acumula la suciedad en sus conductos. Para mantener la temperatura deseada, limpia los filtros al menos una vez al año con agua y jabón líquido, y espera a que se sequen por completo, para volver a ponerlos. Con estos consejos podrás evitar las temidas subidas en la factura de la luz cuando llegan las olas de calor, manteniendo tu hogar fresco y a una temperatura estable.

Y si todavía no tienes energía verde para tu aire acondicionado, Gesternova Energía, te trae varias ofertas para que elijas la que mejor se adapta a ti. Échales un vistazo aquí: