Saltear al contenido principal

¿Y tú, te animas a formar parte de “La Hora del Planeta”?

Desde este blog apoyamos La Hora del Planeta, iniciativa surgida  a través de WWF, y que es ya uno de los mayores movimientos a nivel mundial en defensa del medio ambiente. La primera Hora del Planeta tuvo lugar en Sidney en 2007 y al año siguiente San Francisco se sumó a la iniciativa. Ya en 2009 el acontecimiento se convirtió en un evento planetario y se celebra desde entonces el último sábado de marzo.

El gas ruso, Ucrania, el fracking… y las energías renovables

La UE lleva una década sufriendo las desavenencias entre Rusia y Ucrania. El primero es el primer exportador de gas al territorio comunitario –el 30% del total– y el segundo es el principal país de tránsito de dicho gas –nada menos que el 80%–, en virtud de la configuración de los gasoductos europeos. Ya en 2006 y 2009, Rusia cortó el suministro de gas a Ucrania por impago y este último país, en desacuerdo con la medida, optó por aprovechar el combustible destinado a la UE para cubrir sus propias necesidades, provocando el desabasteciendo de los destinatarios finales. En la última de las dos crisis citadas, Alemania cedió parte de sus reservas a varios de los países centroeuropeos que, en plena ola de frío invernal, se vieron privados de calefacción por falta de combustible.

Nuestra huella ecológica y la responsabilidad de reducirla

¿Realmente tu estilo de vida es sostenible? En los últimos tiempos llegan a nosotros infinidad de noticias sobre las consecuencias que nuestro nivel de vida actual tienen sobre el medio ambiente: el cambio climático, la sobreexplotación agrícola y pesquera, el aumento de los gases de efecto invernadero, la reducción sistemática de los bosques del planeta y un largo etcétera; son datos que nos indican que estamos provocando cambios en nuestro entorno pero realmente no cuantifican las consecuencias globales de nuestra actividad; es necesario un indicativo aproximado del impacto real que nuestra demanda hace sobre los recursos limitados del planeta y la capacidad de este para regenerarlos. Por todo ello surge el concepto de la huella ecológica.

Energías renovables, mucho más que kilovatios limpios

Muchas veces se percibe que el uso de tecnologías limpias solo tiene como beneficio una contraprestación moral por cuidar el medioambiente, esta es la punta del iceberg y el “eslogan” de las energías renovables pero, sus beneficios van más allá: reducir la dependencia energética (tanto de España como de Europa), democratizar la generación y distribución de energía y aportación de empleo son algunos ejemplos. Veámoslo más detalladamente.

Peaje de respaldo al Autoconsumo: de lo razonable al abuso sin paliativos

Las espadas siguen en alto en la guerra abierta entre los defensores del autoconsumo y el Gobierno. Hay razones, como que este último haya optado por la más restrictiva opción de autoconsumo –un saldado horario sin remuneración por los excedentes–, pero principalmente por que haya introducido un “peaje de respaldo”, conocido popularmente como “impuesto al sol”, al objeto de que los autoconsumidores paguen una cantidad económica al producirse su propia electricidad. Por ahí se dice que es algo excepcional, inaudito, inusitado, insólito, único en el mundo…, pero no es así, o no del todo.

¿Por qué reciben primas las energías renovables?

Muchas veces presentadas intencionadamente como subvenciones, las primas a las renovables se asumen como un premio, cuando en realidad constituyen una compensación por el agravio que supone competir con otras tecnologías que no asumen todos sus costes. Hay muchas y contundentes razones para otorgar estos incentivos -que no subvenciones- a las renovables. Estas son las más importantes.

Lo caro es no combatir el cambio climático

Desde la famosa Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro, allá por 1992, los responsables políticos de la llamada comunidad internacional –los Gobiernos y los gobernantes– han hablado mucho, y con grandilocuencia, sobre la necesidad de combatir el cambio climático, pero han hecho muy poco.

Hasta 2035 la mitad de la nueva potencia eléctrica en el mundo será renovable

En 1974, en plena crisis petrolera, los países ricos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) crearon la Agencia Internacional de la Energía (AIE) con un doble mandato: promover la seguridad de sus miembros con respuestas colectivas ante cortes de suministro de crudo –interviene en los mercados en situaciones de crisis, como la Guerra del Golfo de 1991– y asesorarles para seguir una política energética acertada. Este segundo mandato lo cumple elaborando informes y análisis que son referencia principal para el diseño de políticas energéticas nacionales y supranacionales.

¡Gas!¡Gas!¡Gas!

En el Ejército del Aire me enseñaron que esto (“¡Gas! ¡Gas! ¡Gas!”) es lo que había que gritar cuando uno era consciente de que estaba siendo atacado con gas para enfundarse la protección llamada entonces NBQ, (nuclear, bacteriológico y químico). Me ha venido a la cabeza este recuerdo cuando he leído en un diario digital que la participación que Repsol ostenta en Gas Natural puede pasar a manos de la empresa estatal china Sinopec.

Lo caro es depender del gas

Sí, es más caro depender del gas que promocionar las energías renovables. Así de contundente hay que hacer tal afirmación. Una aseveración que no es subjetiva puesto que viene respaldada con argumentos incontestables. Contra la ofensiva de algunas compañías eléctricas, que pretenden “nadar y guardar la ropa” invirtiendo en renovables “donde nadie les ve” para mortificarlas en sus mercados nacionales, corresponde argumentar con cifras y con hechos.

Contacto

Paseo de la Castellana 259C
Torre de Cristal
28046 Madrid

Tfno: 900 373 105
Fax: 91 307 03 50
info@gesternova.com


Empleo

Si quieres trabajar en Gesternova y formar parte de un equipo joven y dinámico puedes enviarnos tu CV desde aquí

Volver arriba