Flowers

Explorando la Energía Renovable, Verde y Sostenible.

En este mundo donde la energía verde es una de las soluciones más sólidas para impulsar la sostenibilidad en nuestro planeta, desde Gesternova Energía queremos analizar todos y cada uno de los tipos de energía que existen. Muchas veces hablamos de energía verde sin tener en cuenta todos los tipos de energía sostenible que existen, conocemos los más famosos como el sol, el aire o el agua, ¿pero sabes cuántos tipos de energía sostenible existen?


En primer lugar, uno de los tipos de energía más conocidos entre nosotros.


Energía solar


La energía solar, también conocida con energía fotovoltaica, es nuestra joya principal.

La transformación de la energía solar se realiza principalmente a través de dos tecnologías clave: la energía solar fotovoltaica y la energía solar térmica. En el caso de la energía solar fotovoltaica, los paneles solares contienen células fotovoltaicas que convierten directamente la luz solar en electricidad apta para el consumo. Cuando la luz solar incide sobre estas células, los electrones en los semiconductores generan corriente eléctrica. La electricidad producida puede ser utilizada inmediatamente, almacenada en baterías para uso posterior o volcada a la red eléctrica.

Por otro lado, la energía solar térmica también aprovecha el calor del sol. Los colectores solares térmicos absorben este calor para calentar un fluido, como por ejemplo el agua o un fluido térmico, en un sistema cerrado. Este calor puede ser utilizado directamente para calefacción en hogares, comercio o industrias.

La energía termosolar, es una innovación que no solo nos acerca a nuestros objetivos de sostenibilidad, sino que también contribuye a la reducción de emisiones y al cuidado de nuestro planeta.

También es importante saber que a medida que la tecnología y más en concreto la tecnología solar avanza, los costos del producto/servicio disminuyen y la eficiencia aumenta, haciendo que la energía solar sea cada vez más accesible y rentable a nivel global.

Energía eólica


La fuerza del viento se convierte en otro de nuestros aliados más fuertes a través de la energía eólica.

Los aerogeneradores, más conocidos como molinos de viento, transforman la energía del viento en electricidad, desempeñando un papel esencial en nuestra transición hacia una matriz energética sostenible. La expansión de parques eólicos tanto marinos como terrestres demuestra el potencial de esta tecnología para satisfacer una parte significativa de nuestras necesidades energéticas, mientras se reduce la dependencia de los combustibles fósiles.

El aire se convierte en energía gracias a las turbinas eólicas que, capturan la energía cinética del viento y la convierten en electricidad. Este proceso implica la rotación de las palas de las turbinas de los aerogeneradores, que están conectadas a un generador que produce energía eléctrica.

Energía biomasa

Gracias a la biomasa, aprovechamos materiales orgánicos para generar energía térmica y eléctrica, contribuyendo a cerrar el ciclo de vida sostenible de los residuos orgánicos.

La biomasa se convierte en energía mediante procesos como la combustión para generar calor o electricidad, y la gasificación o fermentación para producir biogás o biocombustibles. Estos métodos aprovechan materiales orgánicos para obtener fuentes de energía renovable y, sobre todo de manera sostenible.

Energía geotérmica


La geotermia, también es una fuente de energía renovable, de la que aprovechamos todo el calor interno de la Tierra.
De esta forma, podemos generar electricidad mediante plantas geotérmicas o proporcionar calefacción y refrigeración directa a bloques de vecinos o viviendas unifamiliares.

Utiliza el calor almacenado en el subsuelo, proveniente de la descomposición de elementos radiactivos y el calor residual. Es una opción limpia y sostenible, con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.


Energía hidroeléctrica


Por último, a través de la hidroeléctrica, aprovechamos la fuerza del agua de ríos y embalses para generar electricidad, energía cinética del agua en movimiento, como ríos/presas, se convierte en electricidad al pasar por unas turbinas acopladas a generadores. Este método aprovecha la fuerza del agua para generar una fuente de energía renovable y sostenible.

Y es que las energías renovables son fuentes de energía natural que se pueden reponer de manera constante, sin agotarse, y por eso no se consumen, se usan.

En Gesternova, creemos que el futuro sostenible no es solo una visión, sino una realidad que construimos día a día y es parte de nuestra razón de ser.

¡El futuro es ahora!