Asesor de Tarifas

Encuentra la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades

Saltear al contenido principal

No hay burbuja solar


El patio de las empresas con fuerte presencia en el mercado solar está revuelto. Abengoa en España y Sun Edison en EEUU son dos claros ejemplos de esas turbulencias. Pero, ¿tiene su situación qué ver con la tecnología fotovoltaica o termosolar? Según los datos que se han publicado últimamente, la Unión Europea ha alcanzado los 100 GW de potencia instalada (de la que, por cierto, menos de un 5% está en la soleada España). En el resto del mundo, en Estados Unidos y en Asia principalmente, la situación es bastante positiva y “se progresa adecuadamente”.

El crecimiento no controlado y la deuda adquirida parecen ser, grosso modo, las causas de las dificultades de esas emblemáticas empresas y de otras menos conocidas. Pero no son en realidad estas causas las que me motivan a escribir este artículo. Me llama más la atención el análisis que algunos periodistas o foreros de periódicos digitales hacen sobre lo sucedido.

El comentario más recurrente es que la energía solar recibe subvenciones y que este hecho en sí es lo que hace insostenible la actividad de estas empresas. Parece como si los subsidios a las tecnologías de generación se hubiesen inventado con las renovables olvidando que las tecnologías fósiles reciben todavía hoy en día cinco veces más ayudas que las renovables en todo el mundo. Esta situación se da actualmente con una penetración de renovables formidable y mayor de lo que nunca hemos presenciado desde la revolución industrial.

Las tecnologías fósiles reciben todavía hoy en día cinco veces más ayudas que las renovables en todo el mundo.

Si calculásemos las ayudas, subvenciones, subsidios y externalidades de la energía producida con combustibles fósiles o de la tecnología nuclear e hiciésemos balance hasta alcanzar la misma cifra para las energías renovables el resultado sería cuanto menos mareante. La propia Unión Europea está concebida históricamente desde la unión del acero, el carbón y la energía atómica por lo que es evidente el enorme apoyo que éstas han recibido históricamente. Para estos “expertos” parece además que empresas de otros sectores no pasan por dificultades en un entorno de crisis como el que llevamos viviendo desde hace casi una década.

El argumento que relaciona el apoyo a las energías renovables por parte de los diferentes gobiernos con las dificultades de algunas empresas del sector no es sostenible desde la lógica. Está claro que si hubiese una relación causa efecto, las empresas de sectores de extracción del carbón, gas, petróleo etc. –que, por cierto, suelen ser de tamaños descomunales– no hubiesen sobrevivido a lo largo de tantas décadas.

Debemos entender que la forma en la que necesitamos dotarnos de energía debe ser sostenible tanto desde el punto de vista medioambiental como desde el punto de vista económico. No me canso de repetir que lo que no es sostenible desde el punto de vista medioambiental, no lo es desde el punto de vista económico puesto que no es justo que sea un tercero el que asuma nuestras externalidades. Esto no pasa con las renovables que internalizan todos los costes y además bajan su coste de generación conforme van recorriendo su curva de aprendizaje.

Debemos entender que la forma en la que necesitamos dotarnos de energía debe ser sostenible tanto desde el punto de vista medioambiental como desde el punto de vista económico.

Me pregunto cuál será el argumento que utilizarán los detractores de las energías limpias el día que éstas sean competitivas en los mercados mayoristas con el resto de tecnologías convencionales. Su participación en los servicios de ajuste es otro argumento a favor de la penetración de las renovables, porque sus ventajas medioambientales, no las discute hoy nadie.

No existe, insisto, burbuja fotovoltaica ni burbuja termosolar. Los cambios regulatorios pueden influir en la buena marcha de las empresas, pero no sólo eso. La evidencia está en que gigantes como Nokia, Pescanova o Kodak, han atravesado dificultades o incluso han desaparecido y sus sectores no dependían de ayudas, subsidios o sistemas de feed in tariff. Las empresas de fracking que han atravesado dificultades en Estados Unidos,  son la antítesis de la generación limpia de las renovables y unas cuantas han desaparecido por no poder competir.


¿Quieres empezar a ahorrar con energía verde?
Cámbiate hoy a Gesternova Tarifa MeCambio

Jorge González Cortés

Director Comercial y Marketing de Gesternova

Esta entrada tiene un comentario
  1. Hola Jorge,

    He pensado lo mismo que tú cuando leía esos mismos artículos, qué pena que se mal informe a la gente y se formen creencias completamente equivocadas, ancladas al pasado.

    Los ataques a las renovables han venido en España muchas veces fomentados por las grandes compañías eléctricas sobre todo criticando los errores regulatorios en el fomento de las energías renovables que han peñalizado indirectamente sus ingresos.

    Pero lo curioso es que ese mensaje caduco sigue resonando pese a que las renovables ya son competivivas y generan riqueza y empleo en todo el mundo.

    Un ejemplo de ello es la subasta que tuvo lugar en Octubre en la que el Gobierno de Chile compró energía para 20 años para suministar los clientes regulados a partir de 2017.

    De los 1.200 GWh subastados el 75% fueron adjudicados a proyectos eólicos, uno de ellos Cabo Leones situado en el desierto de Atacama, en cuya propoción mi hermano lleva varios años trabajando en Ibereólica.

    Pero lo más sorpendente fue que todas las ofertas de plantas de combustibles fósiles se quedando fuera y que los proyectos de energía solar fotovoltaica fueron los más competitivos, adjudicándose el suminstro de energía más barato a 65$ el MWh (esto es lo mismo que a 0,065 $ cada kilovatio-hora producido) a una planta fotovoltaica promovida por Solarpack, otra empresa española.

    En resumen las nuevas instalaciones de energías renovables ya no necesitan subvenciones sólo se necesita que los gobiernos no frenen el desarrollo de algo bueno para todos.

    http://www.solarfam.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contacto

Paseo de la Castellana 259C
Torre de Cristal
28046 Madrid

Tfno: 900 373 105
Fax: 91 307 03 50
info@gesternova.com


Empleo

Si quieres trabajar en Gesternova y formar parte de un equipo joven y dinámico puedes enviarnos tu CV desde aquí

Volver arriba